sábado, 19 de mayo de 2018

BODAS

Epoca de bodas lectores mios.
Bueno, de bodas, bautizos y comuniones. BBC a full.
A todo esto, odio las bodas.
No me malinterpretéis, me encanta un buen bodorrio, sobretodo si hay barra libre y un dj medianamente decente.
Lo que odio es el concepto de firmar un contrato que te ata a otra persona "para toda la vida"
A mi me gusta el amor libre, sin ataduras y eso del trillado "hasta que la muerte nos separe" me
provoca urticaria.
Pero como ya he dicho, soy muy fan de un buen sarao y aun soy mas fan del amor. El amor sano y bonito y no el toxico que nos han vendido toda la vida y el cual, para ser real debes pasar por la iglesia o por el juzgado.
Así que como admiradora de la "gresca i la xerinola" os puedo asegurar que si algún día vuelvo a enamorarme y me corresponden (algo esencial para hacer lo siguiente que os contare) montare el fiestón del siglo.
Pero solo por celebrar el amor,nada de garabatear mi firma en un papel el cual me dicte que debo estar con la otra persona hasta que la muerte nos separe.
Y lo mejor de todo es que lo tengo todo pensado. O casi.
Como ya he dicho antes necesitare tener novio, algo fundamental para llevar a cabo la party hard que tengo en mente.
Para empezar, y por eso de que no me gusta seguir las normas que dicta la sociedad, seré yo la que proponga la unión de amor a mi pareja,con un anillo de estos.



Es básico que después de dar este paso, la otra persona acepte la proposición, porque si no, apaga y vamonos.
Todavía no sé muy bien como sera la proposición, pero os aseguro que sera épica y muy friki.
Muy de mi estilo, vamos.
Una vez que ambas partes estemos de acuerdo con festejar nuestro amor mutuo en compañía de nuestras familias, amigos y seres queridos, procederemos a poner en marcha lo siguiente.
Alquilar una casa rural con capacidad para unas 100 personas aproximadamente.
Es primordial que tenga piscina y mucho espacio exterior.
La alquilaremos durante 3 días, de viernes a domingo.



El primer día llegaran los invitados que quieran, para ademas de ser testigos de nuestro amor, disfrutar de una "despedida de solteros" chachi pistachi.
Siempre he fantaseado con una bachelorette con guerra de globos de agua, gymkana y juegos varios, como cuando eramos pequeños e íbamos de colonias.
Recuperar un poco nuestra niñez y divertirnos como cuando eramos críos.
Y para culminar el día pre fiesta, cenar unas pizzas mientras que con un proyector vemos fotos y vídeos divertidos nuestros proyectados en la fachada de la casa.
A las tantas de la madrugada nos iríamos a dormir para recargar las pilas para el sábado.
Para ese día contrataremos unos cuantos cocineros que se encargaran de hacer la comida para toda la jornada.
Mientras irán llegando el resto de invitados a la casa.
Comeremos todos juntos unos ricos macarrones con tomatico, que eso gusta a todo el mundo, y no nos atiborraremos mucho porque la comilona buena será por la noche.
Después de comer entre todos montaremos las mesas, sillas y demás cosas necesarias para el momentazo (es una boda low cost y la ayuda sera muy de agradecer)




La temática sera de superhéroes, así que todos los invitados deberán ir, o bien vestidos de algún personaje o con ropa donde aparezca uno
Y los tacones estarán totalmente prohibidos.

Llega el momento del "si, quiero" (en este caso, "si quiero estar contigo pero sin atarme eternamente")

Yo luciré este outfit.

Y una de estas manicuras.


El novio esto.



Y el enlace lo oficiara algún amigo, al puro estilo Joey en FRIENDS.

Después de todo el teatrillo, de las lagrimas y soltar burbujitas (nada de arroz o pétalos que luego cuesta mogollón de recoger) pasaremos a la zona buffet a ponernos finos a comer.




Buffet libre de croquetas, pizza, mini hamburguesas, hot dogs, tortilla de patatas, pa amb tomáquet, embutidos varios... todo comida normal y corriente, nada de platos pijos que a casi nadie le gustan y l final mas de la mitad se queda en el plato.

Y posterior al cenorrio... concierto de La Casa Azul!! (es mi fantasía vale)

Lo daremos todo bailando La Revolución Sexual, Sucumbir, Cerca de Shibuya... durante aproximadamente hora y media.

Y luego, mientras Guille Milkyway descansa un poco y repone fuerzas para continuar amenizando la fiesta, pero esta vez como dj, nosotros y los invitados haremos una soltada de 99  red ballons (biodegradables tranquilos, que lo tengo todo pensado) donde previamente habremos escrito buenos deseos.


Acabaremos la jornada bailando hasta que salga el sol al ritmo de temazos de los 80 y 90 y tirándonos a la piscina a lo loco.


Al día siguiente tocara recogerlo todo con calma y volver a nuestras rutinarias vidas.

Por cierto, soy anti Luna de Miel total.

Después de meses de stress de preparar una boda, mas nervios con coger aviones, hacer excursiones y pateadas viendo cosas?? Quita quita.

Yo prefiero mil veces pasarme esas dos semanas tumbada en la cama con el churri viendo series en Netflix!



¿Que os parece mi ida de olla para celebrar el amor?