lunes, 11 de diciembre de 2017

MIS RAZONES

Hace un par de semanas que tenia la idea en la cabeza de escribir un post sobre todos los cambios positivos que estaba teniendo en las ultimas semanas en mi vida.

Pero es algo que he ido posponiendo, porque cada día que pasa me ocurre algo (casi siempre bueno, pero hay alguna cosilla por ahí que ha sido mala y casi a ensombrecido todo lo guay que me esta ocurriendo)

Pero hoy por fin me pongo a ello, y debo hacerlo más que nada para defenderme de aquellos que dudan de mi y critican cada paso que doy por cambiar mi vida y mejorarla.

Hay personas de mi entorno y de mi reciente pasado que no se creen nada de lo que estoy haciendo.

Tienen la extraña y retorcida idea en la cabeza, de que todo es mentira, que estoy maquinando algo y que lo mio es un papelón.

O en el peor de los casos, que me he vuelto loca completamente.

A aquellos que piensan así de mi, preguntarles dos cosas: ¿en serio creéis eso de mi? ¿pensáis que soy así de mala persona?

Si vuestra respuesta es SI, ya os digo desde este punto, y con mucha pena, que os olvidéis de mi para siempre.

Creo que ha lo largo de toda mi vida he demostrado que no tengo una pizca de maldad, que no se fingir, y más aún, soy una persona incapaz de mentir.

Soy transparente, sin filtros y sin pelos en la lengua, y digo las cosas tal como las pienso y siento. Y eso a veces puede ser confundido con ser mala.

Quizás a lo largo de mi vida he hecho daño a muchas personas ¿y quien no?
No hay nadie, absolutamente nadie, que sea 100% buena persona.
Porque aunque muchos como yo, intentemos día a día ser buenas personas y mejorar
nuestra manera de ser, podemos hacer daño a otros sin querer.

Y soy consciente de que a lo largo de mis 34 años de vida he podido herir, hacer sentir
mal o enfadar a muchas personas por mi actitud o por un mal momento que no he sabido gestionar.

Pero eso no me convierte ni en mala persona ni en alguien que tenga maldad para maquinar putadas hacia los demás, como por desgracia he tenido que oír que me dicen algunas personas, de que terceros en toda esta historia, piensan de mi.

Pero voy a empezar explicando a que se debe este cambio.

En los últimos 15 años de mi vida no he sido yo.

Me cortaron las alas con 19 años y me transforme en alguien que no era realmente yo.

Con 23 años me diagnosticaron depresión, con crisis de ansiedad, agorafobia y ciclotimia
(ya he hablado de ello en el pasado, no voy a volver a explicar punto por punto cada cosa)
y todo eso, más el TDAH que llevaba arrastrando desde los 3 años, es un cóctel molotov
muy heavy y difícil de gestionar.

Para colmo, poco después de recibir este diagnostico, también resulto que soy hipo tiroidea, y todo en conjunto es una gran bomba.

Los últimos 11 años de mi vida, la mayoría de la gente que me ha rodeado me ha etiquetado de triste, derrotista, catastrofista, negativa, y el peor adjetivo y el mas doloroso,tóxica.

Si te  juntas con personas que en lugar de entenderte y apoyarte sabiendo todo lo que padeces, tienes a un grupo de gente que le quita importancia a todo lo negativo que les cuentas, no te apoyan y se toman a broma tu diagnostico , eso lo único que hace es hacerte sentir peor aun si cabe.

A todo esto, como todos sabéis, en abril de 2015 se puso punto y final a mi relación sentimental
de 12 años y medio con mi ex.

Aquí he hablado largo y tendido de todo lo malo que viví con él.
No voy a retractarme, ni voy a borrar todas las publicaciones que hacen referencia es ese tema.
Pero si añadiré que a día de hoy, he perdonado a mi ex y estoy intentando eliminar esa parte de mi pasado y hacer borrón y cuenta nueva.

Casi nadie lo entiende.

No son capaces de entender que soy incapaz de vivir con rencor y rabia hacia esa persona.

Que sentir todo eso lo único que me hace es daño.

Y que con el perdón, junto con un nuevo comienzo, espero y deseo sentirme mejor.

Él no fue el mejor novio del mundo ni de coña, pero yo tampoco fui una novia ejemplar.

Él la cagó mucho conmigo, pero yo tampoco fui una santa.

Y desde aquí pedirle perdón por mi parte de culpa de todo lo malo que hubo en nuestra relación.

Porque aunque en la mayor parte del tiempo que estuvimos juntos se porto fatal conmigo,
también hay que tener en cuenta que soporto momentos muy duros de mi vida.

Mis ataques de ansiedad más duros, aquellos a los que llegue a limites fuertes y a auto-lesionarme.

Luego esta el tema de su actual pareja y futura mujer.

Nos llevamos de puta madre y eso hay quien no lo entiende.

Que es tan duro de mollera que no le cabe en la cabeza la idea de que dos personas,  pesar de haber "compartido" (y en nuestro caso, nunca mejor dicho) a un chico, sean capaces de llevarse bien.

Y si, nos conocimos hace unos días.

Y nos dimos cuenta de que nos parecemos mucho, tanto en la manera de ser y de pensar como físicamente.

Y me parece una chica fantástica y maravillosa y la ADORO.

Y lo digo sinceramente y de corazón, aunque haya gente que piense que es mentira y todo sea un maléfico plan.

Porque esa es otra.

Al expresar mis ganas e ilusión de poder asistir a su boda, muchos se han echado las manos a la cabeza.

Y han llegado a pensar que todo lo que estoy haciendo forma parte de un maléfico plan para boicotearles la boda.

¿Se han vuelto locos o que?

Primero, he perdonando a mi ex.

Segundo, he hablado con ella, de todo, de lo bueno y sobretodo de lo malo que ha pasado con la persona que tenemos en común.

Y tercero y mas importante, les he visto juntos.

Cogidos de la mano, en actitud cariñosa, y aunque os cueste creerlo o directamente no me creáis, no he sentido nada.

Nada de celos, nada de envidia, nada de odio.

NADA!

Porque después de hablar con la chica que va a casarse y compartir el resto de su vida con mi ex, hemos llegado a la conclusión de que mi ex y yo nunca estuvimos enamorados.

Nos quisimos mucho.

Y a ambos nos ocurrió lo mismo.
El hecho de tener tanto en común, de compartir tantos gustos, de llevarnos tan bien y tener tanta complicidad hizo que confundiéramos las cosas.

Lo nuestro era amistad, pero nunca fue amor.

Nosotros nos quisimos. Ellos se aman. Y esa es la única y gran diferencia.

Pero hay gente que no quiere ni verlo ni entenderlo.

¿Y por que he llegado al punto de hacer las paces con mi ex? Os preguntareis la mayoría.

Pues bien, he llegado a un punto en mi vida en que no quiero malos rollos no toxicidad en mi vida.

Quiero paz, tranquilidad, armonía, buen rollo y amor.

Mucho amor.

Amor de mis amigos. Amor de mi familia. Y ojala algún día, amor de pareja.

¿Y por que quiero esto ahora precisamente?

Principalmente porque me he cansado de estar rodeada de cosas chungas y segundo, por 3 acontecimientos que me han hecho ver la vida de otra manera.

En marzo hará 3 años que repentinamente falleció un primo mio.
Con apenas 36 años, un problema cardíaco se lo llevo para siempre.
Por motivos laborales él vivía en Gran Canarias, y cada vez que venia a Barcelona,
comentábamos de quedar para vernos, pero por una cosa u otra nunca se quedaba.
Murió y me siento mal por no haber quedado con él alguna de las tantas veces que lo dijimos.

Hace un par de meses falleció una amiga mía del pasado, victima de un linfoma.
Tampoco pude despedirme de ella, porque como con el paso de los años nos habíamos
distanciado y el único contacto que teníamos era vía facebook, cuando llego su hora nadie me aviso (ni a mi ni a mi ex, que también era amigo de ella)

Y hace un mes también se fue una persona muy cercana de una familia a la que quiero muchísimo.
A esa persona no la conocí personalmente, pero interactuabamos vía Instagram y su familia me ha hablado mucho de ella.
Le tenia cariño.

Estos 3 acontecimientos han hecho que me replantee muchas cosas en mi vida.

Pero la mas importante es, que si me muero, bien sea dentro de dos días, dos años, dos décadas o siendo una ancianita solitaria rodeada de gatos, quiero que la gente se quede con un buen recuerdo de mi y sobretodo, haber vivido una vida plena, agradable y con mogollón de vivencias  buenas y positivas.

Los que nos entendéis mi cambio...¿lo vais pillando ya o que?

Mis 34 años de vida han sido mayormente malos.

Llenos de cosas negativas.

Desde bien pequeña me etiquetaron de problemática por el simple hecho de padecer TDAH y eso hizo de mi vida un autentico infierno durante prácticamente toda mi época escolar,
excepto los últimos 4 años de la E.G.B., que me cambiaron de colegio y fui a parar a un
centro donde me sentí aceptada, integrada y querida.

Luego vino el instituto y dos años de autentico calvario.
Donde cada día eran burlas, bromas, insultos y amenazas.

Que desencadenaron en que cayera en la anorexia y no saliera de ella hasta los casi 20 años.

Con 16 años no me quedó otra opción que ponerme a trabajar, ya que no era muy aplicada en los estudios.
Y mi vida laboral desde ese momento hasta la fecha ha sido una ruleta rusa de trabajos cojonudos con compañeros majetes a pasar por trabajos de mierda con jefes que eran de lo peor.

En temas familiares, debido a malentendidos y algunas personas a las cuales les encanta ver el caos alrededor suyo, he vivido toda mi vida con la idea de que fui un problema para mis progenitores (vale, fui un penalti de los gordos para mis padres, que se vieron ejerciendo como tal con apenas 17 años mi madre y 18 mi padre)
Pero de ahí a decirme algunas personas que yo no fui deseada y en cambio mi hermano si porque fue muy buscado, hay un trecho enorme.
A mis oídos han llegado rumores y comentarios verdaderamente hirientes en referencia a mi familia.

Desde que mi padre no me quiere, de que mi madre debería haberme abortado, de que mi hermano no me ve como una hermana por el hecho de solo compartir padre o que si nadie de mi familia me quiere porque de pequeña fui una niña un tanto "mosca cojonera".

Luego pasa el tiempo y con los actos de tu familia te das cuenta de que todo eso que te han dicho no eran mas que patrañas para hacer daño, y mucho.

Y es ahora, que en cuestión de 3 semanas me he dado cuenta de que mi padre si me quiere, que mi hermano también y que mi familia me aprecia.

Y todo esto son cosas que he ido acumulando a lo largo de toda mi vida, y sobretodo en los últimos 2 años y medio.

Pero el empujón definitivo a sido mi reciente ruptura con el que ha sido y sera siempre, el gran amor de mi vida.

Si, podre conocer a otros, quizás enamorarme de nuevo, pero estoy completamente  segura que jamas voy a amar de nuevo a nadie como le he amado a él.

Él me hizo ver las cosas de otro modo.
Consiguió que empezara a quererme un poco.
Logro que, poco a poco saliera de mi pozo de negatividad y comenzara a ver la vida de otra manera. Él me enseño que se puede querer sin hacer daño, respetando y apoyando a la persona que quieres.
Él me enseño lo que es el amor de verdad.

Pero la cagué.
Lo jodí todo y le perdí.

Probablemente le haya perdido para siempre.
Aunque me queda un pequeño resquicio de esperanza de que ahora que estoy cambiando tanto
por ser mejor persona, él vea ese cambio y le pueda recuperar.

Si lees esto. LO SIENTO.

Siento haber sido la parte mala y negativa de nuestra relación.
Siento haberte arrastrado con mis problemas, neuras y paranoias.
Siento haber sido una novia de mierda.
Siento no haber estado a la altura de lo que tu te merecías.
Siento no haber podido darlo todo.
Siento no haberte sabido expresar lo que sentía de mejor manera de la que lo hice.
Siento haberte hecho daño.

SIENTO TANTO HABERTE PERDIDO.

LO SIENTO MUCHO J.C.

Es algo que no voy a perdonarme jamás.

Haber encontrado a mi alma "gemelier", a la persona que más y mejor me ha comprendido
en toda mi vida.

A la persona que más amor y cariño me ha profesado.
A la persona que mejores consejos me ha dado.
A la mejor persona que he conocido y conoceré NUNCA.
No hay día que pase en que no piense en ti.
En que no me pregunte que estarás haciendo.
Si estarás bien.
Si te acordaras de mi en algún momento.
Si volveremos a vernos, ya que dijiste que no querías perderme y deseabas ser mi amigo,
pero a pesar de esas palabras, llevo mas de dos meses sin saber nada de ti a excepción
de lo poco que pones en tus rrss.

Y estoy preocupada. Mucho.

La culpa me persigue y se me carga a la espalda.

Y es algo con lo que debo convivir toda mi vida.

Por eso quiero cambiar.

Volver a ser la Silvia alegre, divertida, liberal, despreocupada y payasa que fui los primeros 19 años de mi vida a pesar de toda la mierda que me toco vivir.

Me gustaría que todo el mundo creyera en mi.

Que confiaran en el cambio positivo que estoy haciendo con tantas ganas e ilusión
.
Y que se quitaran de la cabeza la estúpida idea de que por haber sido una persona triste y auto destructiva debido a mi depresión, eso NO significa que sea mala persona o alguien con ideas perversas de hacer daño a la gente que me rodea.

Tanto le cuesta creer a algunos, de que las buenas personas existen?

Supongo que vivimos en una sociedad tan toxica y horrenda, donde todo es egoísmo, caos y cosas chungas que cuesta pensar que haya personas con buen corazón, buenas intenciones y sin maldad alguna.

lunes, 20 de noviembre de 2017

MISOGINIA

De lo que voy a hablar en el post de hoy es de algo que hasta hace un año y medio aproximadamente yo no fui consciente de ello.

Soy misogina (o al menos lo era, porque estoy intentando deshacerme de esa etiqueta con todas mis
fuerzas)

En los últimos 15 años de mi vida he visto al resto de chicas y mujeres como enemigas o como las malas de la película (obviamente a mis amigas no, o no a todas)

Fue mi última  pareja quien me abrió los ojos ante esto e hizo que me diera cuenta de ello.

Me echaba en cara que veía muy mal a la mayoría de las mujeres, que desconfiaba de casi todas ellas y lo peor de todo, que de algunas hablaba hasta con cierto odio.

Yo se lo negaba porque creía que no era así, pero tras pensar y meditar mucho en ello, he llegado a la conclusión de que tenia toda la razón.



Mi misoginia se remonta al 2002.

Hasta ese año yo nunca había sentido celos, odio o animadversión por ninguna persona del sexo contrario.

Ni siquiera cuando mis amigas acababan liándose o saliendo con los chicos que me gustaban.Y no me paso una o dos veces no, en total fueron 8 las veces que tuve que ver como el chico por el que suspiraba y soñaba que me diera mi primer beso, acabara dándoselo a alguna de mis amigas.

Es lo que tiene haber sido la amiga gorda y fea del grupo.

Pero todo empezó cuando empece a salir con mi ex, con 19 años.

A las 3 semanas de salir juntos descubrí que tenia una novia a distancia, una chica de Valencia de 16 años. No le di importancia. Apenas me enfade por ello. Y le perdone.

A los 3 meses le pille chateando con dos hermanas  de entre 15 y 17 años mas o menos, y mensajes poco inocentes. Pero solo eran mensajes. No pasaba nada pense yo en aquel entonces. Y se lo volvi a perdonar.

Incluso cuando poco tiempo después de aquello me escribió una chica al móvil
(a saber como debió conseguir mi numero) diciéndome que les dejara en paz, que era su novio.
Que llevaban un año juntos y que yo quería quitárselo.

La tome por una loca. Alguna que se aburría y me gasto una broma.

Que ilusa era por Dior.

Lo que ya no empece a permitir fue lo que hacia ante mis propias narices y mis ojos lo veían.
Como metía mano a nuestras amigas.
Les tocaba el culo, se sentaba al lado de ellas, y no del mio, en el sofá,
cuando íbamos a casa de alguien a ver pelis y no paraba de hacer comentarios del palo
"tu amiga Bea tiene un polvo" (amiga a la que por cierto,poco tiempo después,  pille
enviándole fotos de sus tetas, y cuando me enfade por ello ambos dijeron que solo era una broma, (aunque ahora en la distancia, sospecho que me la estaban pegando a mis espaldas)
"Ana si no tuviera novio me la tiraba" (¿Perdona, tu tienes novia eh?)
O a "A Bianca me la follaba"

Fue a partir de esos actos que empece a sentir cierto recelo hacia las chicas.

Y lo triste es que empece a hacerlo hacia mis propias amigas.

A excepción de Bea, que no me arrepiento de pensar lo que pensé de ella
(tiempo después ella misma me contó que se había acostado con novios de amigas suyas
y que a todos sus novios les había puesto los cuernos. Uno de esos novios era un amigo
al que yo quería un montón y al saber eso fue cuando decidí cortar cualquier relación con ella
porque veía que era dañina y toxica)

Pero a día de hoy me arrepiento de pensar mal de Ana y Bianca.

Con Bianca espero poder disculparme algún día en persona.

Con Ana desgraciadamente ya no podré hacerlo, porque hace un par de meses perdió
la batalla contra el cáncer, y que se fuera sin haber podido arreglar al 100% las cosas
con ella es algo que me reconcomerá por dentro toda mi vida y con mucho dolor.

Esto solo fue el principio de todo.
La punta del iceberg.

Luego vendrían las sospechas de infidelidades una detrás de otra.
Hacia y decía cosas que no cuadraban y se contradecía.
Era y es un mentiroso compulsivo, pero muchas veces le costaba sostener sus propias falacias.

En agosto del 2010 le pille una conversación con una compañera de trabajo de una amiga nuestra
(el muy inútil se dejo su facebook abierto, con la conversación a plena pantalla, en el ordenador que usábamos todos en casa (ojo, tanto yo como mi madre, que por aquel entonces vivía con nosotros)

Con la conversación delante de sus narices (la cual ya publique hace unos meses) y con indicios mas que claros de que ambos planeaban quedar para algo mas, siguió negandolo.

Le dije que no le quería ver mas, que hiciera las maletas y se fuera a casa de sus padres.
Y delante de mi madre, llorando, de rodillas y abrazándome a la altura de mi cintura,
me pidió que le perdonara y me juro que jamas volvería a hacerlo.
Le perdone.

Paso mucho tiempo hasta la siguiente pillada.

En el 2014.

Ya vivíamos los dos solos, pero seguíamos compartiendo el ordenador.

Un día, buscando fotos que había hecho a uno de los niños que cuidaba, encontré dos fotos
de una chica practicando una felación a un chico.

Esas dos fotos estaban en medio de todas las fotos de mis niños!!

No daba crédito por el hecho de que hubiera sido tan cerdo de guardar semejantes imágenes
junto a las de niños de 2-3 años.

Luego me pare a mirarlas con detenimiento y me di cuenta que el chico de la foto era él.

No se le veía la cara.
Pero cuando llevas 11 años con una persona, sabes identificar su cuerpo.

Y él, por suerte o por desgracia tenia una pequeña "marca" en su miembro,
algo que dejaba bastante claro que el de la foto era él.

Para colmo se veía la camiseta que llevaba, y era una que le había regalado
mi mejor amiga por uno de sus cumpleaños. Encima!!!

Ese día llego a casa, le enseñe las fotos y como no volvió a negarme que fuera él el de las fotos.
Volví a decirle que se fuera de casa. Que le dejaba. Que no podía mas.

Y de nuevo me monto el numerito de siempre, llorando y rogando perdon.
Y le perdone.

Y cuando en abril del 2015 me dejo, alegando que ya no me quería
(un año después me enteraría que cuando rompió conmigo llevaba casi dos años con otra chica)
me soltó que hacia 5 años que quería dejarme pero no sabia como porque le daba pena

¿Como?

Vamos a ver, recapitulemos.

En 2010 le quise dejar y el no quiso.

En 2014 de nuevo quise poner fin a la relación y tampoco me dejo (y ya estaba con otra)

Y cuando en 2015 me deja él, resulta que llevaba un lustro queriéndose librar de mi pero aguanto por lastima (y durante todos esos años hablando de boda e intentando tener un hijo,
no lo olvidemos tampoco)

Lástima fue aguantar tantos años con un ser tan despreciable como él y perder media vida con una persona que me ha destrozado como mujer y me ha dejado  la autoestima hecha trizas.

Después de todo esto, tiene cierta lógica que en mi se despertara un sentimiento misogino.

Ya no me fiaba de ninguna chica.

Con todo esto, la gente de mi entorno, me pregunta si a la otra chica la odio o algo por el estilo.

Y se sorprenden cuando les digo que no.

Con todo lo vivido la debería odiar y no lo hago.

Ella no tiene la culpa de nada.
Ella no sabia que tenia pareja.
Él,como mentiroso compulsivo, la engaño como hizo conmigo.

Es más, esto es algo que casi nadie sabe, pero hace unos meses ella y yo intercambiamos
algunos mensajes por Facebook.

Siempre pensé que era buena chica, y la única vez que hable mal de ella, fue cuando en un momento muy concreto, en Twitter apareció una cuenta "falsa" para insultándome y riéndose de mi,
y yo, tonta de mi, pensé que era ella la que estaba detrás de todo aquello.

Ahora se con certeza que no fue ella, y me siento muy mal por haber pensado mal de ella
aunque solo fuera por unos pocos días.

La gente me dice que soy demasiado buena, tanto que a veces soy tonta.

Pero mira, en este caso si peco de ser buena me da igual, porque algo me dice que no me equivoco con ella.

Y si algun dia lees esto, sé que no te hara ninguna gracia que hable de tu actual pareja de la manera en la que lo hago, pero entiendeme, es mi pasado y él conmigo se porto como un cabrón, y a mi manera, necesito soltarlo para intentar sentirme mejor.

Y me hubiese encantado que el hubiera tenido el valor suficiente de dejarme cinco años atrás, como luego tuvo los santos huevos de decirme.
Hubiéramos quedado bien, de buen rollo, y siendo amigos y incluso.

Y si el destino tenia planeado que os conocierais, tarde o temprano os hubierais encontrado,
y quizás tu y yo podríamos ser amigas.

Porque lo poco que he hablado contigo y lo mucho que me han hablado de ti,
sé que nos llevaríamos de puta madre y hasta podríamos llegar a ser amigas.

Y aun siendo una situación inverosímil y un poco extraña, me gustaría poder tomar
un café contigo algún día y darnos una oportunidad de al menos tener una buena relación.

Algo que yo ya he empezado con diminutos pasos, siguiéndote en redes sociales y
comentándote alguna cosa.

Y creerme, me sale del corazón, no es ninguna estrategia mezquina ni lo hago con maldad
(lo digo porque el hecho de que tu también interactues conmigo en rrss a gente de mi entorno les parece "sospechoso")

Necesitaba que lo supieras.

Necesitaba sacarme esta espinita.

Porque aquí tu eres tan victima como yo, con la diferencia de que él contigo a cambiado.



Pero mi misoginia se acrecentó a raíz de empezar mi ultima relación.

Digamos que mi ex no era una persona del todo anónima.

Era bloguero como yo, pero con mucho más éxito claramente, y tenia sus fans.

Cuando le conocí me leí todos los posts de su blog en dos días, y leía comentarios de sus seguidoras que me sentaban un poco mal.

Pero no podía permitirme tener celos ni nada por el estilo porque no eramos absolutamente nada.

Solo nos estábamos conociendo.

Él es muy sincero, y yo cometí la torpeza de preguntarle por su pasado sexual y amoroso.
Craso error.

Al ser bastante mas joven que yo  no pensaba que su vida sentimental hubiera sido tan ajetreada.

Cuando me dijo la cantidad de chicas con las que había estado, todas mis inseguridades volvieron
de golpe.

Encima me dio por stalkear a sus ex novias y todas eran guapas, mucho mas que yo.

Encima leía lo que ponían en sus rrss sociales y parecían ser muy buenas chicas.

¿Como iba a luchar yo contra eso?
No podía. No me veía capaz.

Empezamos a salir y con su enorme sinceridad que le caracteriza empezó a contarme con detalle cosas de su pasado.

Yo también le contaba del mio, pero el hecho de yo haber estado solo con 3 chicos
(uno de ellos durante mas de una docena de años) no era nada comparado a todo lo
que me podía contar él.

Para colmo él es una persona muy especial.

Es buena persona, es divertido, es muy carismático... y se lleva bien con todas sus ex parejas.

Incluso con la que quedo fatal como el rosario de la aurora lleva buen rollo.

Y ese era un motivo más para sentirme amenazada.

Un par de veces estando juntos (una vez esperando el nit bus, otra vez estando en el McDonald.s)
se encontró con su ultima ex.

Se aparto para hablar con ella.

Ella no llego ni a verme, no sabe quien soy.

Y esa actitud me escamo.

¿Por que no me la presentaba?

Llegue a pensar que se avergonzaba de mi.

Hace unos meses, poco antes de finalizar nuestra relación, dos ex novias suyas que ahora son amigas, quedaron con él.

Le insinué que quería conocerlas, que me gustaría ir con ellos a tomar algo y desvirtualizarlas.

Pero no lo hizo.

De nuevo sentí que le daba vergüenza o reparo de que la gente de su entorno me conociera.


¿Por que cuento esto?

Pues porque ahora que no estoy con él he tenido el valor de empezar a seguir a estas chicas en rrss.

Y sera cosa del destino o algo, pero ellas también me han empezado a seguir y de tanto en tanto interactuamos.

Y son tan majas, que me siento una autentica mierda por haber pensado mal de ellas en algún momento.

Y ojala que el día ellas que sepan esto y no me odien, y haya en el futuro alguna ocasión
de verlas en persona, pedirles perdón y abrazarlas.


Y luego hay dos casos muy especiales que también quiero dejar constancia aquí.

Es sobre dos chicas, y se con certeza, que una de ellas me lee, asi que se sentira identificada.

A una de ellas empece a seguirla casi al mismo tiempo que empece a salir con mi ex,
es decir, allá por marzo del pasado año (porque tienen cierta "conexión" desde hace mucho) 

Es una chica muy divertida.
Envidio el ingenio y el sentido del humor que tiene.
Y porque vive lejos de mi, si no ya habría quedado con ella y me la hubiera comido a besos y abrazos, porque aunque solo la conozco a través de redes sociales, le he cogido un cariño enorme.

Y sé que algún día, tarde o temprano, eso podrá hacerse realidad y juntas nos iremos
por ahí de fiesta o veremos series tomando mojitos.

A la otra chica hace menos tiempo que empece a seguirla.
Fue poco antes de que mi ex me dejara.

Veía que le daba like a sus fotos, intercambiaban tuits y ella era tan guapa,
que sentí celos de que le empezara a gustar.

Ademas, era el prototipo de chica ideal de mi ex, así que mi inquietud porque ella pudiera gustarle era enorme.

Empece a seguirla en twitter y descubrí que era una chica maravillosa.
A la cual, como a la anterior, de no tenerla lejos, quedaría con ella y la achucharía bien a gusto.

Quizás contar todo esto me deje como una loca, una pirada, una sociopata... yo que sé!

Sé que no hecho bien teniendo esas ideas misoginas en mi cabeza, lo sé.

Y estoy luchando día tras día para quitarme ese lastre de encima, lo juro, lo intento.

Y sé que seguirlas en redes sociales quizás no es lo mas normal del mundo, pero no me arrepiento.

No, no lo hago, porque con ello he descubierto a chicas fantásticas, y también con ello estoy consiguiendo sentirme menos mierda conmigo misma y ver a la resto de chicas con hermandad y sororidad.

Y no con esa rabia y odio que mi ex, con sus malos actos, consiguió anidar en mi cerebro y convertirme en alguien horrible, que se odia a si misma y consiguió que casi odiara al resto de mujeres.